domingo, 3 de junio de 2007

19 años, más de media vida.


Hoy hace 19 años que junto a mi amigo y compañero de equipo Ritxar Pastor participé en un triathlon. Fue en Lekeitio y sobre la distancia "Promoción" que es lo más parecido al sprint de hoy en día. 500+20k+5k. Fué un bonito comienzo con triathletas a los que siempre tengo en la memoria como Igor Ferraris que era uno de los que cortaba el bacalao junto a JuanJo (el director del Home de Ferro) en nuestra categoría. "Solo" tengo 35 años y parezco el abuelo cebolletas...

8 comentarios:

Rodrigo dijo...

Oi, achei teu blog pelo google tá bem interessante gostei desse post. Quando der dá uma passada pelo meu blog, é sobre camisetas personalizadas, mostra passo a passo como criar uma camiseta personalizada bem maneira. Até mais.

Talín dijo...

Felicidades y que te quedes un porrón de años más en este mundillo de locos sumamente cuerdos.

Un abrazo

robert mayoral dijo...

pues si que eres gato viejo en el mundo del triatlón, yo soy un novel a tu lado, disfrutando de mi octava temporada en el mundillo!!

Josu Elorriaga dijo...

Zorionak a los dos!!!!
Y a seguir dando mucha guerra otros 19 años más...

atxa dijo...

Zorionak!!
para mi ayer era un día especial. Hace mucho solo leía algo sobre triatlon y no tuve suerte de conocer a nadie del mundillo, entonces Ondarrua era un triatlon importante por aquí.
Ayer pude hacerlo, y sentir ese algo. Buen ambiente y algunos que entonces participaron estaban por allí.
Nos vemos en algún TRIATLON!!!

Anónimo dijo...

joder que memoria tio. ese disco duro sigue sin fallar. el año que viene celebramos el 20 aniversario eh??.
pues hara tambien 19 años que me echaron del equipo de ciclismo por hacer triatlon!!! jejeje

ritxar

triaitor dijo...

el proximo año en lekeitio que te parece si pillamos una tarta, una botella de champan y nos las metetemos entre pecho y espalda al acabar en boxes mientras nadie entiende nada?
Mi disco duro suele fallar, ya sabes que está por desgracia tocado.

Anónimo dijo...

tu disco duro esta de puta madre; y lo de la tarta, lo hacemos. el champan lo cambiamos por algun otro espirituoso si te place, por aquello del sabor, ya que no me agrada en demasía, aunque....que cojones!! siempre se pueden hacer excepciones para tan solemnes actos.
hecho!!!

el ritxar