lunes, 19 de enero de 2009

Las baldosas de Bilbao

La Baldosa de Bilbao no es una baldosa cualquiera, es la seña de identidad de la villa de Bilbao.Cubre toda la ciudad con 66 millones de ellas y 650.000 se cambian cada año. Aunque algunas informaciones apuntan a que datan de los años 40 otras la fechan en los años 20 o 30. Las primeras fueron elaboradas por Eduardo Sáenz Venturini (hermano del escultor bilbaino Federico Sáenz Venturini), en su fábrica de piedra artificial, que estuvo situada en la calle San Mamés hasta mediados de los años 30. De esta fábrica salió también la piedra artificial que decora algunos edificios emblemáticos de Bilbao, como el Mercado de La Ribera, el Kiosko de música del Arenal, La pérgola del parque de Doña Casilda, el Instituto de Enseñanza Media Miguel de Unamuno… Las primeras Baldosas estaban fabricadas en hormigón salpicadas con viruta de hierro y arena gruesa (ya casi desaparecidas de las calles). Era una baldosa dura, ideada para estar a la intemperie de Bilbao, con un clima muy lluvioso, e intentar de esta forma que la gente no se resbalara, de ahí que tenga esa forma con unos surcos que desaguan la lluvia para que el peatón siempre pise en seco.Sin embargo, tiene un pequeño problema y es que al no adherirse bien al suelo suele provocar unos salpicones de agua a la altura del pantalón (Percance plasmado en una cación de La Otxoa " La Baldosa" del album " Vivir de Noche" ). La Baldosa se utiliza a veces como símbolo de Bilbao y se ha reproducido en toda clase de objetos tales como: Pasteles, relojes, pins, llaveros, ropa e incluso en piezas de joyería. Tambien se otorgan unos premios con su nombre a las empresas que han participado en los diferentes programas de Lan Ekintza. Muchas cosas están hoy en constante evolución en Bilbao, aunque por suerte parece que la carismática baldosa bilbaína se resiste a desaparecer.

7 comentarios:

Fantômas dijo...

Buen blog che! Te invito a darte una vuelta por el mío, creo que te puede llegar a interesar por las cosas que veo que posteás (y de paso si querés intercambiamos enlaces).

Mi blog, principalmente sobre música, lo podés encontrar acá:

Soy del Montón

Un abrazo.

Anónimo dijo...

hola hermano soy compi de madrid y disfrutaré en las próximas fechas junto a mi mujer de pisar esas baldosas tan curiosas. abrazos de txomin

davidiego dijo...

curiosa entrada, la próxima vez que ande por allí miraré más el suelo.

Albertito dijo...

Un 10 por esta entrada.Me ha encantado.
Tengo un llavero con ella pero lo mejor es que en unas obras le pedí a un operario una y me la dió.La tengo en casa!!

Albertito

Ferran Vila dijo...

Pues es clavada a la de Barcelona. Yo ya las habia visto en Bilbao y pensaba que eran un copia de las de aquí. en Barcelona són com la de la foto con la flor central pero sin las acanaladuras laterales. Aquí siempre se ha vendido que son típicas de la ciudad condal (están en casi todas las calles) y por supuesto hay llaveros, recuerdos, postales y lo que quieras con esa imagen. Lo que no se es a quien y en que año le atribuyen su origen. Bueno de Bilbao o Barcelona es cierto que algo han de tener cuadno llevan tantos años cubriendo las calles de nuestras ciudades. Un saludo.

Marc Rius dijo...

Con lo machos que sois los Bilbaínos tendríais que competir siempre con una colgando del cuello... :p

Barón de Benta'ko Erreka dijo...

Marc los bilbainos somos la mitad machos y la mitad hembras y nos lo pasamos follando de madre...jajajaja