martes, 23 de diciembre de 2008

El cartero siempre llama dos veces...

En este caso es la cartera pero nunca me pilla en casa. Así que me he ido hasta la oficina de correos a recojer alguna cosilla que llegaba ya que estoy esperando unas cuantas. Por fin he abierto el paquete y ¡el sillin nuevo! Lo he fotografiado encima de la mesa de la cocina por dos motivos
  1. por hacerle rabiar a "tito Fer"
  2. por aquello de recordar el tremendo polvo que se pegan en la peli encima de la mesa de la cocina... ¡gran momento del cine!
Pd: el sillin pesa 110 gramos, menos que un yogurt... con varillas de titanio y fabricación artesanal

7 comentarios:

aitor10 dijo...

Y eso como se llama $$$$??? mi culo no aguanta ese sillin ni jarto!!!

Barón de Benta'ko Erreka dijo...

Mucho menos de lo que piensas...
En cuanto a su comodidad... ni idea, ya te contaré.

jaime vigaray dijo...

donde has dejado el Adamo?

Barón de Benta'ko Erreka dijo...

El Adamo (tengo unas ganas de probarlo bestial) se lo he pasado a Julian para que lo ponga en su bici cuando la tenga. A día de hoy esta entrenando con una bici que le he dejado... Ese sillin (adamo) creo que quita uno de los problemas más claros a la hora de tumbarse aún mas en la bici e intentar mejorar el Cda que no es otro que la presión que puedan aguantar tus pelotas...

Alberto dijo...

ya lo probarás y nos diras que tal...

aja dijo...

Te lo vas a comer igual que a la Look?
Ya sabes un poco de mostaza kepchup y pa dentro.
Pero que mania de poner las cosas de carbono encima de la mesa de la cocina !!

Alberto dijo...

hombre, lo bueno del carbono es que tiene mucha fibra ;-D






vaaaale, el chiste es muy malo, pero... estaba a huevo! ;-)