lunes, 30 de abril de 2007

Crisp, una joya de titanio







Una marca descocida para el gran público con halo de secretismo (solo conocida por los friki-titanium-man) de lineas simples y que me gustan porque son de esas bicis que solo las miras si sabes que son en si: joyas.
Si os fijais bien la de carretera tiene un aire Merlin bestial, la de MTB tipo "old style" con horquilla sin suspensión y recta, un aire Ritchey de acero de principios de los 90 con Friskies y compañía sobre ellas. Lo único que la saca de lo común es que es de 29 pulgadas (ruedas tamaño de carretera) en lugar de las 26 pulgadas habituales.

3 comentarios:

Sergio dijo...

Pues ya que sacas el tema... ¿qué sentido tiene ahora el Titanio? Caro, y igual de pesado que los mejores cuadros de Aluminio o los de carbono.

Eso sí, rato chulos son

triaitor dijo...

¿qué sentido tiene ahora el Titanio?

El mismo que el carbono o el aluminio. Si has probado los 4 materiales te gustarán más unos que otros.
Es cuestión de gustos, mi bici de titanio me enecanta y no deja de ser discreta y que no sabes de que es si no conoces un poco.

Sergio dijo...

El otro día tuve el gusto de rodar un rato junto a una Merlín montada con Rolf Vigor y Dura-Ace y lo que dices... discreta a la par que elegante.